Blogia

poupée de cire

¿quién dijo miedo?

¿quién dijo miedo?

¿Quién iba a pensar que una isla del Caribe, imagen prototípica del paraíso, podría convertirse en el mismísimo infierno? Esto mismo debían creer Susan y Daniel, los protagonistas de "Open Water", cuando planeaban sus vacaciones. Pero es que lo más seguro es que en sus planes no entrara una actividad que consistiera en el abandono accidental en medio del mar.

La historia de "Open Water" es así de simple y no narra más que esto. Y se agradece, la verdad. Aquellos que quieran ver un alarde de efectos especiales y diálogos absurdos que no llevan a ninguna parte, por favor, que cambien de sala o alquilen la infame "Deep Blue Sea".

En este film lo que importa es la soledad, la impotencia, que sienten dos personas abandonadas a su suerte en medio del océano, con el agua al cuello y rodeados de hambrientos escualos. La mayor parte del metraje es un plano de la pareja en medio del mar obsequiando al espectador con una serie de conversaciones (para mí, una de las joyas de la película) que pasan del absurdo momento de histeria de "la culpa es tuya" a "la idea de venir aquí fue tuya", pasando por un inevitable (aunque no menos estúpido) momento de enfado femenino en el que Susan recompensa a Daniel con un incomprensible silencio.

Pondré en tela de juicio la calidad cinematográfica de la película, pero en este caso (y que no sirva de precedente) es lo de menos. Lo importante aquí es la intención. La intención del director de querer que el espectador se involucre. Y creo que lo consigue. Durante la escasa hora y media que dura "Open Water" (otro punto a favor: su metraje, puesto que hoy en día muchos han adoptado la teoría, errónea, de "a mayor duración, mayor calidad") el realizador consigue que sintamos la insignificancia del ser humano. El mar (y quien dice el mar, dice la naturaleza en general) no entiende de riquezas ni de posesiones, y ante él todos somos iguales (igual de pequeños e insignificantes, repito).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

and then you do it again...

and then you do it again...

I'm fooling myself. I'm fooling myself.
'Cause you say you love me. And then you do
it again, you do it again. You say your sorrys.
And the you do it again...


Re-offender (Travis)

Somos humanos. Pero eso no es excusa.
Siempre caemos en los mismos errores.
Cuatro frases bien dichas, unas palabras que todos saben que queremos oír, y nuestra confianza en las personas es puesta a prueba.

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.
Yo soy mujer y ya van tres...

la caja de clio (II)

Hoy toca...
"We used to be friends"
(Dandy Warhols)


Erik está a punto de subir al coche. Ha pasado un mes conociendo sus raíces escandinavas y ya es hora de volver.
Todo pasa muy rápido. Va a abrir la puerta, creyendo que podrá sujetar todo lo que lleva en los brazos. Pero no es así.
La decisión que tiene que tomar ni siquiera merece que se le llame así. Es cuestión de milésimas de segundo. Erik tiene que decidir cuál de los dos objetos asir con las dos manos.
La caja de Clio hace un ruido sordo al impactar contra el asfalto. Erik se arrodilla para comprobar los daños. Sólo se ha descascarillado un poco. El trozo de pintura que ha saltado descansa en el suelo.
El muchacho lo recoge todo y guarda el trozo de esmalte suelto en el bolsillo de sus vaqueros.

Clio mira su caja. En una esquina, donde antes hubo pintura roja, se ve la madera. Clio se muerde la uña del dedo índice, pensativa. Alarga el brazo, abre un cajón y saca un rotulador de color rojo.
Después de pintar la única madera visible de la caja, se echa hacia atrás en la silla y observa su tesoro. Si no se presta mucha atención, apenas se nota el percance que sufrió en Noruega.
Pero Clio no está satisfecha. Y la envuelve en papel de periódico. Y después con cinta adhesiva. Quiere protegerla. Pero se da cuenta que así no se puede abrir la caja. "Da igual. Si alguien la quiere tendrá que cogerla con su envoltorio", se dice.

Erik se da la vuelta y empieza a caminar. Clio acaba de cerrar la puerta de su casa después de que él, avergonzado, le haya devuelto su caja.
Erik mete la mano en el bolsillo. El trozo de pintura roja de la caja de Clio sigue ahí.

la caja de clio (I)

la caja de clio (I)

Hoy toca...
"All is full of love"
(Björk)


Clio tiene trece años. Una de las cosas que más ama Clio es su caja. Quiere guardar en ella algo especial, por eso aún la tiene vacía. Ha guardado orquillas, pendientes, monedas..., pero nada le parece suficientemente bonito para estar en su cajita.

Las amigas de Clio tienen sus cajas. Ellas también las adoran, y precisamente por ello salen orgullosas con las cajas a la calle.

Clio no lo hace. No lo entiende. Tiene miedo que su amada caja, tan frágil como es, se rompa. La tiene encima de su tocador, cogiendo polvo. Las de las demás tienen rasguños, están abolladas, e incluso las hay que están rotas. Clio se enorgullece de tenerla intacta. Cuando las demás le preguntan por qué siempre la deja en casa ella finge desinterés: "Es que a mi no me gusta", dice.

Erik tiene doce años. Nació aquí, pero sus padres son noruegos. Él no conoce aquello, pero ha heredado la belleza blanca y fría del norte.
Erik es amigo de Clio.

Por primera vez desde que él nació sus padres van a pasar unos días a Noruega. Quieren que él los acompañe.
"¿Dónde puedo poner esto?", se pregunta Erik, con unos cromos en la mano ante la mirada poco atenta de Clio. "No me gustaría perderlos"
Ella saca su caja de la mochila. Es la primera vez en mucho tiempo que la saca de casa. "Llévatela", dice.
En el momento que ve a Erik cogerla con sus manazas se arrepiente. "Me la va a romper, seguro". Ya es tarde. La amistad hacia Erik le obliga a confiar en él. Y su orgullo no le permite rectificar.

...

desde mi ventana

desde mi ventana

Hoy toca...
"Like Dylan in the movies"
(Belle & Sebastian)


Adoro esta ventana. Mi ventana.
Me siento en el alféizar, con un libro sobre las piernas y puedo pasar la tarde sintiendo el aire fresco (el único que corre en este piso) y observando el cruce que hay delante de mi ventana. Belle & Sebastian me hacen compañía.
Mallorca con Enrique Granados. Es una zona relativamente tranquila. Una de las dos calles es prácticamente peatonal y apenas circulan coches. La gente pasa tranquilamente por el cruce como si de una plaza se tratara. Es lo que tienen estas esquinas redondas del modelo antiguo del Eixample.
Adoro mi ventana. Mi nueva ventana.

pesadilla en el parque de atracciones

Quiero que sepas que ya me esperaba
que esto ocurriera y que no pasa nada,
sólo me da la razón, y que he estado aprendiendo
de cada momento que he estado contigo.
Y pienso aplicar contra mis enemigos
tus tácticas sucias de acoso y derribo,
que también he sacado algo bueno
de todo este enredo.

Y quiero que sepas
que espero que acabes
colgando de un pino
cuando veas lo imbécil que has sido,
cuando veas que lo has hecho fatal.

Y que quiero que sepas
que ha sido un infierno,
estando contigo
el infierno es lo más parecido,
te pareces un poco a Satán.

Quiero que sepas que me he acostumbrado
a tus putas escenas de "ahora me largo".
Lárgate ya de verdad que sería una suerte
si no vuelvo a verte en los próximos años.
Por mí que podías tirarte de un tajo
que ya lo que hagas me trae sin cuidado.
Si me pongo a pensarlo un momento
pcreo que lo prefiero..

Así que ya sabes
que espero que acabes
pegándote un tiro
cuando veas lo imbécil que has sido,
cuando veas que lo has hecho fatal.

Y que quiero que sepas
que ha sido un infierno,
estando contigo
que por poco no acabas conmigo,
pero soy difícil de matar.

Y que quiero que sepas
que ha sido un infierno,
estando contigo
el infierno no es tanto castigo,
te pareces bastante a Satán.


Los Planetas no lo podían haber expresado mejor.
¡A la mierda todo! Y a la mierda todOs...
(Lo siento por los que no tenéis ninguna culpa, pero
generalizar está a la orden del día...)

días rojos

días rojos

- ¿Sabéis esos días en que todo lo ves rojo?
- Negro, quiere decir
- No - dijo Holly lentamente - . No, cuando todo lo ves negro es cuando engordas o cuando hace demasiados días que llueve. Estás triste y ya está. Pero cuando todo lo ves rojo es terrible. Tienes miedo y sudas de mala manera, y no sabes de qué tienes miedo. Sólo sabes que algo malo te va a pasar y no sabes qué.

"Breakfast at Tiffany's" (Truman Capote)

impotencia

impotencia

Hoy toca...
"Somewhere only
we know" (Keane)


impotencia. (Del lat. impotentia)
1. f. Falta de poder para hacer algo.

Ésta es la definición de "impotencia" según la Real Academia Española.
Y es una de las peores sensaciones que se puede experimentar: el querer (desear) algo y que no esté en tus manos el poder conseguirlo.
Vuelvo a las palabras de Dani: que no te preocupe lo que no depende de ti, porque no depende de ti... Es fácil decirlo. Pero saber, o por lo menos creer, que puedes participar en la resolución de algo (lo que sea, y hacia el lado que sea) tranquiliza. Sabes que tú habrás hecho lo que esté en tu mano.
Sentir impotencia es saber que, a pesar de ti, pasará lo que tenga que pasar...

culebrón con fin

culebrón con fin

Hoy toca...
"Un buen día"
(Los Planetas)


En efecto. Eto'o ya es jugador del Barça. La noticia se anunció ayer, pero el jugador ha sido presentado esta tarde. Este cuento, que empezó como un pique entre clubes (todos sabemos que, si Madrid y Barça querían al camerunés en sus filas esta temporada, era para joder al otro), ha llegado hoy a su fin.
El traspaso ya está cerrado. Un traspaso que ha hecho correr ríos de tinta en los medios.
Mi inocente pregunta ahora es: después del circo que se ha montado durante estas semanas alrededor del ya ex-jugador del Mallorca, ¿seguirán corriendo estos ríos alrededor de la figura de Eto'o? Es decir, ¿tanto ruido habrá merecido la pena? ¿Cumplirá Eto'o las expectativas del Barça? ¿O será, una vez más, un globo sonda, una táctica de despiste... un "vamos a joder al Madrid"?
Sólo por la que se ha liado con este traspaso, espero que hoy no sea el final de la etapa Eto'o...

Y ahora... culebrón Owen...

Laura no está

Hoy toca...
"Lola" (The Kinks)


Ayer vi a Laura. Estaba cruzando la Gran Vía unos pasos delante de mí, por eso no me vio. Yo tampoco corrí para alcanzarla. Estaba igual que la recordaba. Quizás tenía el pelo más largo.
Laura era mi "gran amiga" en el instituto. Digo "gran amiga" con ironía expresa, porque hacía al menos cinco años que no la veía. Podría ser que incluso hiciera más tiempo... Ni una llamada, ni una carta, ni un email. La prueba está en que ni siquiera tengo su número de móvil o su dirección de correo electrónico. ¡Cuando éramos "amigas" aún no teníamos!
Con dieciséis años parecía casi que no pudiéramos vivir la una sin la otra. Pero fue acabar el instituto y esa dependencia murió. Se acabaron las llamadas. Dejamos de existir la una para la otra.
El otro día podía haber acelerado y atraparla, interesarme por ella. ¿Qué ha sido de tu vida?, ¿has acabado la carrera ya? ¿como está...Jose se llamaba, ¿no? Pero no me apetecía. Durante el segundo y medio que observé su espalda y su andar decidido me cansé sólo de pensar en esta conversación.
No tenía ganas de pasar tres minutos (estoy segura que no habrían sido más) intercambiando frases de compromiso y poniéndola al día de los últimos años de mi vida. Sencillamente, no.
¡A ver si quedamos algún día! Sí, seguro...

mirar al cielo, el suelo es gris

mirar al cielo, el suelo es gris

Hoy he descubierto un edificio que me ha gustado. Se trata de un bloque de pisos nuevo que hay en la carretera Barcelona, cerca de la tele. Estoy segura que lleva tiempo allí pero simplemente no me había fijado en él.
Y es que lo hacemos a menudo, demasiado a menudo. Vamos tan deprisa, enfrascados en nuestras cosas, que olvidamos mirar arriba. Nos conformamos con lo conocido, con lo que ya sabemos que está allí.
Cuando iba al insituto descubrí la Casa Gispert Saüch. Es genial... Ya sabía que estaba allí, pero nunca había sido consciente de lo hermosa que es.
Hace unas semanas creí haber descubierto un edificio nuevo en la ciudad y no, simplemente era uno que ya existía pero que había sufrido una capa de pintura reciente (y bastante patética, por cierto). Y en ese momento me sentí mal, por estar perdiéndome todas estas cosas.
El suelo es gris. Tengo que dejar de mirarme los pies...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

light my fire

Mentiras piadosas, medias verdades que pueden hacer que una noche sea especial. Pero simplemente eso, sólo una noche.
A veces se sobreentienden (y malinterpretan) algunas cosas.

¡Puede que los dos queramos lo mismo!
(¿Sabes tú qué quieres?)
Come on baby, light my fire

light my fire
You know that it would be untrue
You know that I would be a liar
If I was to say to you girl,
We couldn’t get much higher

Come on baby, light my fire
Come on baby, light my fire
Try to set the night on fire

The time to hesitate is through
There’s no time to wallow in the mire
Try now we can only lose
And our love become a funeral pyre

Come on baby, light my fire
Come on baby, light my fire
Try to set the night on fire

The time to hesitate is through
There’s no time to wallow in the mire
Try now we can only lose
And our love become a funeral pyre

You know that it would be untrue
You know that I would be a liar
If I was to say to you girl,
We couldn’t get much higher

Come on baby light my fire
Come on baby light, light my fire
Light my fire, light my fire, light my fire,

All you’ve got to do is light my fire
Light my fire girl, yeah, yeah

penélope ya no espera

penélope ya no espera

Hoy toca...
¿Qué nos va a pasar?
(La Buena Vida)


Líneas, marcos, muros que se elevan entre los dos. Godard describe perfectamente la falta de comunicación de un matrimonio en Le mépris, un retrato del proceso de degradación de una pareja paralelo a la creación de una película. Y es que Le mépris es una historia de construcción y deconstrucción: el intento de construcción de un film y el proceso de desintegración de una pareja.
Pero no sólo eso: el film de Godard se convierte en una crítica al cine clásico, al cine que se está derrumbando y perdiendo. Godard busca constantemente aquella Ítaca perdida que son los orígenes del cine. Es por eso que el director francés queda representado en la película por Fritz Lang, que se interpreta a sí mismo y que responde a los mismos ideales que Godard: aspirar a un cine independiente de Hollywood al que se critica por priorizar los resultados comerciales frente a la voluntad poética inicial.

Apasionado por los relatos homéricos, Godard llega a cuestionar las verdaderas razones que llevaron a Ulises lejos de su patria. La figura del héroe clásico aquí es Paul, un guinista que es capaz de vender a su mujer, una Penélope con piel de Brigite Bardot. Paul es, pues, el héroe de la historia: un hombre civilizado que cree que a base de razonamientos puede solucionarlo todo, vive en constante reflexión, y ésta le hace perder el amor de su mujer. Ella cree que su marido no es un hombre por despreciarla.
Cuadros, puertas, ventanas, fotos, carteles, pantallas, espejos. Estos reencuadres no hacen más que separar las personas de Paul y Camille: habitan dos mundos diferentes, con dos formas distintas de ver esa situación a la que están siendo empujados. Godard convierte estas discrepancias y falta de comunicación en distancia física. Él esquiva la violencia; ella querría que la utilizara, que demostrara estar vivo, que mostrara su amor.

¿Es posible que Ulises, en el fondo, estuviera huyendo de su patria y de su mujer? ¿Es posible que las aventuras relatadas en La Odisea no fueran más que simples excusas para no tener que volver con una mujer a la que, quizás, ya no ama?

tan cerca, tan lejos

tan cerca, tan lejos

Hoy toca...
Ärte (Nosoträsh)


Lo lejano y lo cercano son conceptos relativos, sí. Todo depende de todo. Pero cuando te das cuenta que no puedes llamar a esa persona porque está lejos (realmente lejos, y en todos los sentidos), esta palabra cobra un sentido diferente. No es que mi mente esté hoy más filosófica que de costumbre. Es sólo que me he dado cuenta de lo lejos que está la otra punta del mundo y que, (in)conscientemente, soy un reloj que va contando lentamente, muy lentamente, los diecisiete días que faltan para que lo lejano vuelva a estar cerca. Al menos en el plano físico.

a fuego

A fuego lento no se calientan mis huesos y bajé al infierno a ver cómo se cuecen tus besos
cansado de buscar un trocito de cielo
lleno de pelos.
Y a deshora sale un sol alumbrando una esquina y alegrándome el día

¿Dónde están los besos que te debo?
En una cajita;
que nunca llevo el corazón encima
por si me lo quitan.

Me salgo de mi casa,
me estrello contra la acera;
no puedo recordar qué clase de mundo hay fuera:
salté por la ventana buscando una liana
-¡Árbol va!- y Tarzán al suelo.

Y harto de buscarte siempre a oscuras
y de volverme en puro hielo
tiré toda mi vida a la basura,
y ni las ratas se la comieron.
Nadie me persigue pero yo acelero.
Llaman a mi puerta y yo ya a nadie espero.

Pero ¿dónde están los besos que te debo?
En una cajita;
que nunca llevo el corazón encima
por si me lo quitan.
Pero ¿dónde están los besos que me debes?
En cualquier esquina,
cansados de vivir en tu boquita
siempre a la deriva

Y llega en tu braguita el amor de visita y en mis pantalones entre los cojones.
Voy a tatuarme ,azul, una casita
para que allí vivan nuestros corazones.

Y a deshora sale un sol alumbrando una esquina y alegrándome el día.
¿Dónde están los besos que te debo?
En una cajita;
que nunca llevo el corazón encima
por si me lo quitan.
Pero ¿Dónde están los besos que me debes?
En cualquier esquina,
cansados de vivir en tu boquita
siempre a la deriva

Cuando ya no puedo más saco para respirar
un ratito el corazón, que lo tengo en carne viva;
sólo un poco de calor hace que me vuelva a la vida
y lo pongo a secar al sol escondido en un renglón.

Y a deshora sale el sol alumbrando una esquina y alegrándome el día.

¿Dónde están los besos que te debo...?

song for ana

song for ana

It´s not worthwhile you share a tear
you need more time and then you´ll see
we are going to find our little place
and there you´ll make shine everything

You just have to let things flow
and then you´ll see how good things come
I´ll give you reasons to believe
don´t you see you are not alone

It takes a while before you realize
that everything you want to do
is right and finally
you will make your dreams come true

If you feel
that something´s going bad
We move away
but please don´t worry bout that
Please tell me why
everything you do is right
Please look around
and feel at home for tonight

I´ve been crying tears with you
and I´ve been laughing there for you
you´ve moved away my loneliness
and you have made shine everything.
I´ve never met a girl like you
you make me feel as no one else
´cos you have made my dreams come true
how I can tell you you´re the best .


You´ll see it clear eventually
so don´t you worry anymore
I´m gonna give you what you need
told you before I´ve got enough love

If you feel
that something´s going bad
We move away
but please don´t worry bout that
Please tell me why
everything you do is right
Please look around
and feel at home for tonight

I´ve been crying tears with you
and I´ve been laughing there for you
you´ve moved away my loneliness
and you have made shine everything.
I sat on the red chair for you
and I write songs they´re all for you
you´ve moved away my loneliness
and you have made shine everything.


Xoel Lopez (Deluxe)

(No, no me la dedico a mí misma. Que te la dediquen es otro tema...)
Verano, 15 años y muchas horas para pasar con alguien ¿especial? Especial porque se queda aquí, en el recuerdo. Vuelves a ser adolescente por un momento, y te ríes con las lágrimas que en su momento derramaste por ese alguien que, ahora, ves que no era más que un niño. Pero tú no eras más que una niña. Y allí quedó todo. En la promesa eterna de una llamada que nunca llegó...

esa caja tonta

esa caja tonta

Todo forma parte de un ciclo. Y la televisión no podía ser menos.
La tele nació en los cincuenta como un elemento doméstico, una caja que, escondida dentro de un mueble, acababa siendo un objeto más de decoración. A pesar del gran avance que supuso el hecho de poder ver imágenes en movimiento desde la comodidad del salón de casa, no fue hasta los sesenta que la tele adoptó la forma que ahora tiene. Pero no sé si alguien se ha parado a pensar que hemos vuelto al inicio. Sí. La "caja tonta" ha dejado de ser esa caja para convertirse en una pantalla. y ahora, con las nuevas pantallas de plasma, cabe la posibilidad de convertirlas en un cuadro (¿acerca eso la televisión al estatus de obra de arte quizás?)
La televisión ha pasado de la reclusión en un mueble a exhibirse con orgullo en la pared del salón.

Y el ritual alrededor de la tele también es diferente. Ese objeto que sirvió en sus inicios para reunir a la familia a su alrededor se ha ido esparciendo por la casa como una plaga y lo único que ha conseguido es la dispersión de los miembros de la familia. Anoche fue el primer día en ¡años! que estábamos los cuatro juntos viendo la tele...
En la cocina, en el salón, en las habitaciones... la gran preocupación es ¿dónde colocar el próximo televisor?

la falta de comunicación no mueve el mundo

Hoy toca...
"The sound of silence"
(Simon & Garfunkel)


La falta de comunicación es uno de los peores males que acosan a las relaciones. Y por desgracia, puedo hablar por experiencia. No estoy hablando sólo de relaciones sentimentales, sinó de amistad, de trabajo... familiares.
Ver como una relación se destruye con el paso del tiempo duele. Y entonces te arrepientes de haber dicho lo que has dicho y de haber callado otras cosas que no has dicho. Pero ves que ya es tarde. El mal está hecho y el orgullo, mi orgullo, tiene gran parte de la culpa de ello. Pero tampoco quiero echarme piedras sólo a mí misma... Cuando hay problemas suele ser culpa de dos, y yo sola no tengo culpa de lo que se ha dicho, se ha hecho o se ha dejado de decir...
Es complicado. Pero ahora mismo sólo siento el dolor de lo que ha quedado tan degradado que dudo que tenga solución.
..........................
Por primera vez en mucho tiempo (de hecho es la única que recuerdo) hemos hablado mínimamente las cosas. Al final, puede que sí tenga (un poco de) solución...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

trabajo, luego existo

Trabajar me despersonaliza. Pero lo agradezco. Ir a trabajar me permite olvidar por unas horas todo lo que me preocupa, relacionarme con gente que no tiene nada que ver con mi entorno más cercano... y volver luego a la realidad.
Es posible que diga esto porque aún soy una novata en esto del mundo laboral, el mundo de los adultos (¡qué risa!), y seguramente dentro de unos años mis preocupaciones vendrán por culpa del trabajo. Puede ser.
Sinceramente, espero que con el tiempo mis problemas y dolores de cabeza (porque, seamos realistas, todo el mundo tiene) sean por culpa del trabajo y no de mi vida privada.

Yo sólo sé que, después del descalabro de hoy, me he alegrado de poder ir a trabajar...

last train to London

Hoy toca...
"Años 80"
(Los Piratas)


Hace ya 11 días que Clàudia se marchó a Londres. Se fue casi con lo puesto, a buscarse la vida. Y la admiro por ello. Por tener las cosas tan claras, por dejar la proximidad, lo conocido, para seguir su camino.

Ahora se ha abierto una nueva etapa. Hemos acabado la carrera y el tan temido "¿y ahora qué?" nos ha asaltado.
A mí me ha costado decidirme, sinceramente. De hecho aún no sé si he tomado la decisión adecuada, pero ahora la suerte está echada, y tengo que acostumbrarme a no arrepentirme de lo que hago. Mi dilema estaba entre Barcelona y Girona. Desde el principio tuve claro que quería vivir en Barcelona... entonces ¿por qué tantas dudas? Sé que volver a mi ciudad es fácil y cómodo, pero no me gustaría pensar que he dejado de hacer lo que quería por miedo a lo desconocido.
No tengo trabajo de periodista, pero ahora mismo creo que el trabajo no lo es todo. En estos momentos, mi vida está en Barcelona. Me ha costado tiempo y esfuerzo rodearme de una gente a la que quiero y necesito, y ahora no me apetece dejarlo todo. Porque me conozco, y sé que si me marcho de Barcelona, lo perderé.
Se me hace muy raro pensar que mi vida de estudiante (la mejor, dicen) ha acabado. Por una parte tengo miedo, sí. Pero por otra me apetece, me apetece mucho saber qué ocurrirá a partir de ahora.

No te echaré de menos en septiembre, cantaban Los Piratas... Mentira: sí que os echaré de menos...

Cosas que me habria gustado hacer y no he hecho:
- tocar la batería
- aprender a jugar al futbol
- un curso de crítica de cine
- estudiar diseño de interiores
- ir al FIB
- hacer un Interail
- estudiar canto
*puede que aún esté a tiempo de hacer todo esto (menos jugar al fútbol, que ya tengo una edad...)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres